Futuro incierto para inmigrantes

El futuro de más de 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos, la mayoría de Centroamérica y México, depende bastante de quién gane la Presidencia el 6 de noviembre próximo: el presidente demócrata Barack Obama, que busca la reelección, o el republicano Mitt Romney.

La comunidad de inmigrantes, al igual que los estadounidenses, les interesan las políticas económicas, empleo, educación y salud; sin embargo, la incertidumbre de su estatus como habitantes de Estados Unidos es lo que más les preocupa.

La incertidumbre rodea a los 11 millones de inmigrantes que no cuentan con la debida documentación, incluidos aquellos menores de 30 años traídos a Estados Unidos cuando eran niños y que se han dado a conocer con el nombre de Dreamers (soñadores).

Steven Camarotta, jefe de investigación del Centro para Estudios Migratorios, expresó que no ve una solución fácil después del 6 de noviembre. “Habrá otras prioridades. Cuando hay una tasa de desempleo tan alta, es difícil sobreponerse al argumento de la competitividad laboral” que representaría el ingreso al mercado laboral formal de millones de personas actualmente no autorizadas.

Autor: MIGUEL GONZÁLEZ/Prensa Libre


Post to Twitter

Se el primero en comentar !