Poemas

Rincón Poético:

Escucha Poemas de Jutiapa.; Estampas de Mi Pueblo; ¡AH…QUE TIEMPOS AQUELLOS!; LIRICA JUTIAPANECA; Poemas de Jalpatagua.

POETAS Y ESCRITORES JUTIAPANECOS

Poeta Otto René Palma Soto 100% Jutiapaneco

Pedidos A: 1ra. Calle 3-28 Zona3, Barrio el Cóndor Jutiapa, Tel: (502) 7844-1661.

Nació en Jutiapa, se graduó de Licenciado en Pedagogía y Ciencias de la Educación, ha escrito muchísimos poemas con los cuales ha obtenidos varias veces los primeros puestos en distintos lugares de la República de Guatemala, obteniendo diplomas, medallas y plaquetas. Tiene tres poemas inéditos. Le han dedicado Los Juegos Florales a nivel Nacional de Quedada y Jutiapa Cabecera. Es creador de los Juegos Florales Universitarios, USAC, Jutiapa.

POESIA DE ANGELINA ACUÑA DE CASTAÑEDA

Nació en la ciudad cabecera del departamento de Jutiapa; hija del Licenciado Francisco Acuña y Adela Sagastume de Acuña.

Estudios: Maestra de Educación y Graduada en Ciencias y Letras en el Instituto Normal  para Señoritas, “Belén”.

Llevan el nombre de “Angelina Acuña”: seis bibliotecas escolares y dos centros penales; siete aulas escolares; una escuela nacional para  niñas, en la  ciudad capital; un instituto de Educación básica en El Progreso, Jutiapa; la Asociación de Muchachas Guías y una academia de mecanografía en la ciudad de Jutiapa.

Fue declarada “Mujer de las Américas” por la Unión de Mujeres Americanas, en Nueva York, USA; designada Hija Ilustre de Jutiapa; Vecina Honorable por la Alcaldía auxiliar de la zona central, ciudad de Guatemala; Huésped de Honor de Austin de la ciudad de Ponce, Puerto Rico; Ciudadana Honoraria de Austin , Texas y Alcaldesa Honoraria de San Antonio Texas, USA. Biografía Completa…

MARCO TULIO GARCÍA MANRIQUE

Inspirado en la Muerte de su hermano José Ramiro Ruano Gómez, un maestro. Una de las cosas jamás pudo aceptar, le dolía muy hondo, fue su imposibilidad para seguir ejercitando la docencia, como  consecuencia de la operación en la garganta. Y no era para menos, porque su vocación hacia la niñez y juventud era ilimitada. Así lo demostró durante los primeros años que  ejercitó la docencia, especialmente en Jutiapa. Aunque vale decir que fuera de la cátedra, siguió  siendo un maestro, un orientador. ¿A cuántos de nosotros no orientó?  Su palabra estimulante  y de exaltación siempre nos dejó verlo, como nuestro guía, nuestro maestro. Este innato amor a la  docencia lo manifestó en su poesía, en sus escritos periodísticos, en sus  obras, en sus proyectos. Ya no pudo ver la luz, su proyecto, de  editar un libro sobre poesía para nivel  primario, mimeografiado, primero;  e impreso después, si era bien recibido. Ojala que los originales, no se pierdan así como  toda su producción  inédita, para que cuando  se valore su obra, pueda publicarse en forma de libro. Porque es valiosa y bien  merece que se perpetúe.  Ya  tiene  allí  una preocupación, La Casa de la Cultura Jutiapaneca, si algún día como se sueña se hace una realidad.

Un poeta, sus libros: Iris (1966),  Siega (1964), la Primera Antología de la Poesía Jutiapaneca, publicaciones diversas  y algunos cuadernos de poesía (“Tomitos” les llamaba él cariñosamente),  que no vieron la luz pública, son  muestra elocuente de su logro poético, fecundo y florecido. Sin  mencionar  acá la serie de trabajos  literarios que merecieron  ser  premiados en diversos  concursos, en el interior  del país cuando participó.

Un soldado, fue un valiente soldado de la pluma. Siempre  estuvo presto  y oportuno para defender  los  sagrados e  inalienables derechos del hombre  y de los pueblos. Como  enemigo  de la injusticia y del crimen  siempre  soñó con  una Guatemala, en donde las mayorías tuvieran  acceso a la educación, al pan, a la salud, al techo, a una vida plena. Allí están sus escritos en Solidaridad. La Pluma, Estampas de mi Pueblo. Allí están sus poemas publicados y los inéditos, que confirman nuestros acertos.

Pero sobre todo don Marco Tulio García Manrique fue un hombre. Con toda la plenitud de la esencia del vocablo: HOMBRE. Un hombre que con el alma de artista que llevaba en sus adentros, encendió en cada paso  de su vida un mensaje, una acción, un proyecto; una obra, un fin, una meta, con dimensión profundamente humana. Siempre buscó de los hombres, el lado bueno, para construirse a sí mismo; así edificó a su familia y  a su patria.

Su vida definitivamente es un ejemplo, difícil de emular, pero debe pretenderse. No  obstante la cicatriz en el soma  y el espíritu. Como consecuencia de su invalidez, don Marco Tulio se sobrepuso  y siguió construyéndose a si mismo. No cabe duda que en este levantarse jugó un papel decisivo su noble esposa y estimables hijos. Un vivir venciendo a la muerte, un no  moriste del todo, un perpetuarse en el espacio  y en el tiempo  a la manera  de Unamuno. Una epopeya total. Y no para merecer un hombre, como lo dejó dicho en el siguiente soneto:

Por lo poco o lo mucho que luchó por Jutiapa. Por su ejemplo a las generaciones  de su patria  y del mundo. Por esa entrega  cabal y honesta a la valorización  de su tierra y de sus hombres. Por su trabajo callado en  la búsqueda de una Jutiapa mejor; de una nueva Guatemala, y de un mundo renovador; por  todo eso y  mucho más el poeta, el maestro, el soldado y el hombre que fue MARCO TULIO GARCÍA MANRIQUE, merece un reconocimiento  imperecedero y justo de y para las presentes  y futuras generaciones. Que una escuela, un instituto o una institución cultural sea nominado con su ilustre nombre. Sus ejecutorias lo reclaman y lo exigen.

Su ilustre nombre debe perpetuarse. Las generaciones que el educó y las que con quienes convivió, tienen la palabra.

DELFIDO BARRERA NAVAS

Poeta, maestro y periodista  muy conocido en los círculos intelectuales, acaba de entregarnos su última  obra  en verso  “SOBRE MIS ALTURAS”.

BARRERA Navas se perfila  nuevamente en esta obra como  un poeta  lírico y como un eterno enamorado de las verdades bíblicas, y esta vez, toma al azar una frase del profeta Habacuc para dar a conocer la agonía del profeta frente a un mundo  desintegrado, corrupto y lleno de perversidad. Como el vidente. Barrera Navas perece  decir, escapando de la  realidad: “EL ES EL QUE PONE MIS PIES COMO DE CIERVAS Y  ME HACE ANDAR SOBRE MIL ALTURAS”.

El destacado teólogo guatemalteco Dr. Emilio Antonio Núñez escribe  el prólogo de este  opúsculo y expresa  entre otras  cosas: “Escuchamos en sus poemas el canto  de triunfo que en medio  de la  adversidad podían entonar  los santos de antaño por haber confiado en Dios. Resuena allí cambien  la palabra enardecida del profeta que habiendo  estado en la cima de la Transfiguración sufre lo indecible al descender al valle del mal”.

El poeta Delfino Barrera Navas  en su bellísimo artículo publicada en el periódico  SOLIDARIDAD (No. 1. enero 1976), con toda razón, proclamó: en Jutiapa “nació un maestro y un poeta un soldado y un hombre. Refiriéndose a Marco Tulio García Manrique.

ELISEO MARTÍNEZ ZELADA

Abogado, poeta y escritor, Eliseo envió a nuestra redacción su última  obra  CRONICAS Y POEMAS,  todavía la tinta fresca  de la  editorial  del Ejército y como siempre con nuevas sorpresas y con notas introductorias de reconocimiento al hombre de Jutiapa que ha sabido triunfar en las lides políticas, como un profesional del derecho, como  un periodista  nato y especialmente como un escritor y poeta de reconocida trayectoria.

Como se  expresa en el editorial, Eliseo Martínez  Zelada filosofa y da un sentido de supervivencia cuando  intitula a su proemio “REAPARECER” COMO QUERIENSO DECIR: Mi tabernáculo terrenal tiene las  señales de los años maduros, pero mi espíritu no ha de morirse del todo.

Dentro de una variada temática, Martínez Zelada nos entrega  una selecta colección de crónicas, todas  amenas, interesantes y bellos poema. En  uno de ellos expresa: Noviembre de ojos azules/ la voz de tu luz  navega/ en tos golondrinas/ Gorrión del Alba/en la voz de mi poesía/ Líbano/… Bebo la miel /  de tu viento/ melodía vesperal/ de tus zampoñas. Duerme tu panteón de geranios,/ tu 2 de noviembre:/ navidad de la muerte/ y manantial de tu llanto.

XUTIAFATES PA´LA FERIA…

El  cerro  Colorado es un dinosauro echado
Que por dormir la siesta quedó  petrificado.
En  su escasa pelambre medran los talconetes,
Vuelan…las mariposas y vuelan barriletes.

Desde su giba aireada se domina Jutiapa
quesadilla de arroz dentro la amplia batea
De los cerros de Yupe, Sillón y el Adelanto
La tierra del  <<Santo Ángel>>…

La Iglesia, el Cementerio, derretidos al sol
Ofrecen desde lejos dulces de colación
Sobre el mantel a cuadros del pueblo y el barrial…

La carretera a Mita en una reata o pial
Apersogando  el Culma al pie del Suchitán
Como ternero y vaca…
El cerro Gordo, chancho que lleva en el brazuelo
Un fierro electoral.

Una corriente a sustos es el río Salado.
Un collar perdidizo de monedas, en donde
Las lavanderas narcicean y cogen
los butes con canasto,
y sipotes ischocos se bañan sin jabón.

Xutiapa, Xutiapán, tierra  del birriñaque,
Y de las conchaperas en los tutumiscoguos;
Del viento y pica y pica, de guitas, monchos, mauras,
Y también de don  Chebo el rey de las guaneras
Donde las codornices silban su santo y seña
Y los chontes de hacienda buscan el aguamiel…

Por tus calles pululan los toles con filines,
Camarones, majunches, olorosas tascalas,
Vermuteñas de leche tapadas con olote,
Y caramos y talpas y tarros de talnete…

Cuna de Pimenteles, Farfanes y Menéndez;
Solar de los Grijalvas, Medrano y Gudieles,
Donde la  siguamonta se para en las esquinas
Y el popular vaquero de zalea y albarda
Es figura  conspicua
Donde hace sus milagros la virgen de la Mina
Y el finquero endamado almuerza en las chinamas
De la típica feria.

Jutiapa, ciudad cálida:
Eras ya democrática desde antes, úsh, desde antes
de la revolución,
porque aquí las mujeres si bailan  con cualquiera, montan como los hombres, ordeñan, lanzan, fierran,
se meten su jalón
y también van al rezo__o a la comunidad
a prender su candela para que San Cristóbal
mate las garrapatas y haga llover a tiempo
el agua de las mutas,
¡aunque a veces es  tanta que pudre el arrozal!

Como mera de oriente eres original:
Y no serías Jutiapa si no dijeras <<bien>>
Si so dijeras <<caso>>
Si no dijeras <<úsh>>
Y si no dices <<pués>>
Es que dice  <<puesnó>>…

Para el mes de Noviembre haces feria en el llano,
arreas tus cachudos, los trateas en punta
y vas a gastar tus quenques a las tiendas de chinos
y el resto… onde Recinos:
¡a todas las reventas de puro y acordeón!

El cerro Colorado para entonces florece,
florece en los vestidos y chales de colores
de las aldeanas, flores de insinuante mirar,
que de día y de noche, de noche, desde el llano a la cruz,
aligeran el fruto de su venta… ¡¡Jesús!!

Poemas de los Municipios de Jutiapa

JALPATAGUA

Comparte contigo la fe en tu mañana floreciente,
Ahora que te canto sonríen  regios maizales,
Jalpatagua, divina expresión  de todo Oriente…
Recibe  mis versos con sonrisa de madrigales.

Maticé con tu nombre  los versos  de mi poesía,
Jalpatagua, eres sonrisa en  omírica expresión,
Te canto porque  eres  conjugación eterna de alegría
Que dulcemente comparte contigo mi triste corazón.

YUPILTEPEQUE

Paisaje bienamado y hermoso,
Mis pupilas se alegran al admirar tu belleza,
hoy al cantarte me siento mas que dichoso…
eres el alfa y omega de toda la naturaleza.

Yupiltepeque, eres melodías con canto de Quetzal,
Eres poema de amor con versos de ternura…
Eres bella e histórica por tu iglesia colonial,
Eres grande y noble por la majestuosidad de tu cultura.

EL ADELANTO

Hoy al cantarte pregono tu belleza sin par,
Tu belleza que hace  nido en el de tu  mantaña,
Tus montañas que a muchas poetas  ha hecho suspirar
Cuando el sol nos dibuja la celestial de la mañana.

Transitas mis versos tus rústicos caminos,
Veredas opacas  consuelan mi tímido corazón…
Eres, pueblo lindo, donde  poetas peregrinos
Humildecen  te brindan  su eterna inspiración.

JEREZ

Yo te amo, y te saludo tiernamente,
Trina tu nombre en  corolas de ternura,
Te amo Jerez, con altivez vives en mi mente,
Jerez, fragancia de amor, pelea de dulzura.

Te canto pueblo amada, te canto
Entre sonrisa y tiernos madrigales;
Tu nombre floración de versos y encanto,
Jerez, madrugan tus hijos a rezarles a tus maizales.

MOYUTA

Te amo, pueblo de amor y esperanza,
Paraíso celestial, sonrisa de poesía…
Mis versos con timidez tu belleza alcanza
Y florecen en tus pines la flor de la alegría.

Yo te amo, pueblo de luz y cafete,
Nostalgia de cariño, viento de amapola,
Te amo, porque eres flor del alfabeto
Cantando entre la brisa del mar y su ola.

QUESADA

Pepe Milla enalteció tu moreno suelo,
Pepe Milla te hizo grande y poderosa,
Hoy encuentro en tu nombre perfume  de rosa
Que en aleteos de primavera se alza al cielo.

Hoy conjugo el encanto de tu feria novenbrina
Con la sencillez que abriga toda mi poesía.
¡Ah! Quesada, eres paraíso de enterna sinfonía
Haciendo de tu nombre, cascada danzarina.

SAN JOSE  ACATEMPA

Quiero compartir contigo sonatas de primavera
Para dialogar bajo tu azul  inmensidad,
Encontrarme para contarte, mil  veces, libertad,
“Catempa” diamantina, mirada de ave mensajera.

Se que tu nombre  es melodía de amor  y ternura,
Compendio de esperanza,  sinfonía nocturna.
Mansión  de cariño, reliquia y hermosura…
Te canto humildemente la marcha triunfal.

ASUNCION MITA

Suena tu nombre  a marimba indiana,
Corazón de oriente eres Asunción Mita:
Hoy me  viste  con tu aurora temprana;
Admiro tu belleza, la cual  es infinita.

Vibra tu nombre en el confín  de la patria mía,
Tu nombre en Atatupa, Mongoy y la Ventana,
Intimes lugares donde anida amor y alegría.
Mita se escucha por doquier, cual tímida campana.

SANTA CATARINA MITA

Tu que juegas con las estrellas de tu cielo
Alcanzas  el vaivén de la  luna inquieta,
El cantarte ha sido  mi celestial  anhelo…
Ahora recibe este canto que te brinda  tu poeta.

He recorrido  lo rústico de tus caminos,
Me he bañado en tu Ostúa encantador,
Llegado a él, inmueble peregrinas
Con la esperanza de encontrar un nuevo amor.

EL PROGRESO

Tu nombre vibra con sabor a Guatemala,
Tu nombre es sinónimo de gallardía…
Hoy te encontré revestido de gran gala
Te brinde el corazón a través  de mi poesía.

Son tus noches algarabías de luces de bengala,
Constelación divina de versos hechos canción,
Hoy al cantarte, te saluda mi patria Guatemala
Y este  borde, dulcemente, te entrega el corazón.

AGUA BLANCA

Es tu nombre coloquio de tímidas mariposas,
Convivio  de  flores, mensaje de amor y dulzura,
Es tu cuna risueña de mujeres hermosas;
Tú, Agua Blanca, eres manantial de cultura.

Mi vez y mis versos coronan tu natura,
Mi vez y mi canto abrazan tu suelo…
Agua Blanca, blanca de encanto y hermosura,
Convente de esperanza, sueño de mi desvelo.

ATESCATEMPA

Admiro el viento que te sonríe y canta
En aleteos de golondrina en primavera,
Admiro tu nombre  cual gaviota que se levanta
A dibujar tu paisaje en eterna sementera.

Mis versos, conjugación de agua cristalina
En tu pacífica Laguna de amor y de cariño,
Su tierra ola juega, canta, adivina
Que mi pluma se mece en el cáliz de tu corpiño.

ZAPOTITLAN

Te canto con la majestuosidad del Castellano,
Con la lengua vernácula que lleva el pecho mío,
Te canto, con el dulce canto del Arcano…
Confiésote, lejos de  ti, siente un gran vacío.

Mi corazón te llama Pueblo amado y bendecido,
Entre corales excelsas navega tu estancia,
Zapotitlán eres parte del eslabón perdido…
Tu nombre suena y canta en diáfana  fragancia.

PASACO

Te lleve en la sangre del bellísimo poema,
Tú  bien sabes que al cantarte me vuelvo altivo.
Te canto, Pasaco, eres estandarte del emblema
Que hoy te dibujo con estos versos que te escribo.

Te canto tierra mía, mil veces  Oriental,
Te canto, te  admiro – Pasaco- y te venero,
Ahora que compartes conmigo la marcha triunfal
Encuentro  en ti, la luz eterna de mi sendero.

COMAPA

Tu jarcia conjuga la inspiración de mi poesía,
Tu iglesia matiza la sinfonía de tu fiesta patronal,
Tu nombre es canto, flor y tierna  melodía…
Comapa, eres grande, mil  veces, colosal.

Eres sonrisa de mujer en primavera,
Madrigal  que besa el azul inmensidad…
Comapa, mira mis versos, el ave mensajera
Que te lleva en  sus alas un canto de libertad.

CONGUACO

Palidecen mis versos al admira tu excelsitud,
Se rompe la monotonía al cantarte…
Te hace grande  lo regio  de tu juventud.
¡Sabes, estos versos sirven  para alabarte!

Hay en la quietud de tu tibia mañana
La melodía errante de tu trovador enamorado
Mis versos hoy te nombran gentil y soberana…
Llevándote, Conguaco, al corazón  atado.

JUTIAPA

Nadie puede negar que eres bella,
Jutiapa, tierra morena y bienamada,
Tu nombre vibra, se ilumina cual estrella,
Mi corazón te canta al verte emocionada.

Juego con tu nombre en noche danzarina
Porque eres, Jutiapa, vergel de tímidas violetas.
Conjugue con tu nombre tu fiesta novembrina…
Tu nombre es, para siempre; inspiración de poetas.