Santa Catarina Mita

Santa Catarina Mita tiene una extensión territorial  de 132 kilómetros cuadrados aproximadamente, colinda al norte con San Manuel Chaparrón, Jalapa; al Este con Agua Blanca, al Sur con Asunción Mita, Jutiapa y el Progreso; al Oeste  con el Progreso y Monjas.

Santa Catarina Mita cuenta con dos vías de acceso, una por el municipio de El Progreso, pasando por la aldea de Horcones, Aldea Nueva y Suchitán; la otra entrada es por la Aldea de La Carbonera, La Barranca, llegando al municipio de Catocha, como se le llama corrientemente; esta es la carretera que conduce al municipio de Agua Blanca.

Por Decreto del 9 de noviembre de 1,853, el municipio fue segregado de Chiquimula y anexado al departamento de Jutiapa.

La fiesta titular del pueblo se celebra del 21 al 26 de noviembre en honor a su Patrona La Virgen de Santa Catarina.  Acostumbran hacer otra fiesta en los últimos días del mes de mayo, realizando lo que ellos llaman EL TOPE DE MAYO, que es cuando el invierno es recibido y es despedido el verano.

Este municipio cuenta con 19 aldeas y 35 caseríos, aquí encontramos el Río Ostúa o Grande, Riachuelo La Barranca, Quebrada el Sunzo, donde se encuentra un balneario; Quebrada El Paxte, Quebrada Barranca Honda, Quebrada El Jocotillo, Quebrada San Jerónimo, Quebrada Aguas Vivas, Quebrada El Jiote, Quebrada Magüeyes y otras; entre sus volcanes están: el Volcán Suchitán, imponente cual si fuese un guardían; el Volcán Ixtepeque, Cerro Mataltepe, Cerro San Vicente, Cerro El Tablón ó El Rodeo, Cerro Sabanetas, Cerro La Pereza, Cerro El Bonete, Cerro La Peñita, Cerro Tablón del Conacaste

Cuenta con un moderno parque, entre sus edificios sobresalen: La Municipalidad, el Instituto Nacional de Educación Básica, su antiguo Edificio de la Iglesia Católica; posee una Radio Municipal, cuyo nombre es: Stereo Ostúa; sus habitantes se dedican a la confección de calzado de suela, el cual es un buen producto; hacen conservas muy sabrosas, sus habitantes son muy laboriosos y trabajadores.  Este municipio es la Cuna de escritores como: Délfido Barrera Navas, Byron Barrera Ortiz, Heriberto Arsenio López; pintores como: Guido Arnoldo Palma Villanueva; grandes maestros como: José Victor Guerra Welches, Enio Leonel Recinos Palma (Q.E.P.D.), Oscar Donado, Fredy Fernando Recinos, Manfredo Osorio Bolaños, René Vicente Osorio Bolaños, Rony Lemus Villanueva (Q.E.P.D.); Abel Aguilar, Sergio Reyes Mazariegos; Remberto Lemus Villanueva, Fernando Navas Recinos y otros que han dado nombre a este bello municipio  de Catocha.

El clima de Santa Catarina Mita es templado sano, en las aldeas de Suchitán y El Limón el clima es frío. Los terrenos son feraces y muy pedregosos, siendo toda la piedra que en ellos se encuentra, pura lava volcánica. Los habitantes de este municipio han sido inquietos y casi generalmente inclinados al juego, a la bebida y al concubinato, vicios que van moderándose conforme va naciendo la agricultura y el comercio y se van creando propiedades. El cambio experimentado en este particular en la última década es satisfactorio, aunque no se han logrado hacer desaparecer del todo los males que producían la decadencia del pueblo, tiene importantes terrenos y su hermosa montaña abundante en maderas y en vegetales medicinales, como la zarzaparrilla, que se produce en abundancia y de buena calidad.

Las frutas de Santa Catarina Mita, que no son escasas, son mucho más gustosas que las de otros pueblos. El café, del que hay regulares plantaciones, es también de buena calidad muy aromático, anteriormente producían azúcar en los trapiches que tenían; abraza a siete aldeas llamadas: Horcones, Suchitán, Sacualpa, Santa Rosa, Terreno y Brasilar.

Este municipio cuenta con una cabecera municipal, 19 aldeas y 35 caseríos, siendo los siguientes: Aldeas: Cuesta del Guayabo y Corral Falso; Aldea Horcones con los caseríos: La Arada, Las Cuestas, Los Chilamates, San Miguel, Tierra Colorada, Quebrada del Muerto, San Isidro; Aldea Suchitán con el caserío: Retana; Aldea El Limón con el caserío: Aldea Nueva; Aldea Carbonera con los caseríos: El Cuje y La Montaña; Aldea El Quebracho con los caseríos: El Roblar y Mezcal; Aldea Zacuapa con el caserío Caña Vieja; Aldea La Barranca, con los caseríos: El Puente, Tierra Blanca; Aldea Santa Rosa, con los caseríos: Ixtepeque y El Mosquito; Aldea Zorrillos, con los caseríos: San Vicente, Tierra Colorada, Los Navas, Cuesta de García y Llanos de San Vicente; Aldea Las Lajas, con el caserío: La Tuna, Aldea El Rodeo, con los caseríos: Los Sandovales y El Coco; Aldeas: Llano de Chinchilla y Sabanetas; Aldea Buena Vista, con los caseríos: El Jocotillo, El Salitre y San Nicolás; Aldea El Brasilar, con los caseríos: Santa Rita, Barranca Honda; Aldea Jocote Dulce, con los caseríos: Uluma, Potrero Grande y El Pinal; Aldea Magueyes con los caseríos: San Pedro y Guachipilín.

El moderno edificio municipal y el parque de este municipio, son dos obras que en realidad serán algo bueno para recordar la Administración Municipal del Licenciado René Vicente Osorio Bolaños, durante los años de 1,997 al 2,004.